domingo, 4 de noviembre de 2007

EL LOBO ESTEPARIO


"Soledad era independencia, yo me la había deseado, y la había conseguido al cabo de largos años. Era fría, es cierto, pero también era tranquila, maravillosamente tranquila y grande, como el tranquilo espacio frío en el que se mueven las estrellas."

4 comentarios:

Jaime dijo...

Pero la soledad es muy fria, mejor la cambiamos por la huguera y las castañas asadas, ¿no? ;-)

Besos cálidos como una hoguera!

Jacques Percipied dijo...

¿No sientes como el aire susurra tu nombre cuando suave silba entre las ventanas? ¿No ves en el mismo vaho que brota de tus labios el beso que cálido mandé imprimir en cada gota de vapor? Soy el hijo del Viento del Norte, te busco en la noche y te acompaño en sueños...

El opositor dijo...

Bua, qué bicharraco de libro muchachaaa. Vaya bicharracoooo.

Sí, la historia del párroco es totalmente verídica. Soy un tío que no hace nada del otro mundo, intenta no llamar mucho la atención pero no sé qué cojones pasa que siempre me pillan de marrón.

O de blancón, como en el caso que escribo en mi blog... jarjarjurjur, qué chispa tengo.

Besos y lo que caiga.

Tin dijo...

Toma Cortázar xD

Pues vaya suerte encontrar esa foto de nieve

Un saludete