jueves, 18 de septiembre de 2008



Tapáme los ojos: hace frío detrás de las ventanas y este sábado el invierno se disuelve entre nosotros. Da vértigo Tapáme los ojos. No sé qué hacer con este frío sobre mi cuerpo algunas noches, reconozco esa marca detenida en mis muñecas: signo que mostrar orgullosa levantando los brazos: "Esto han hecho con mi cuerpo". Así como un refugiado muestra sus dedos sin uñas y eso se vuelve su último orgullo. El tuyo. Da vértigo, el frío recortando cada objeto.

Entre nosotros Llega otro invierno Una papa humeando en un cacharro de metal -para ver desde allí- los ojos del amo: tapáme la cara mirando hacia adentro, hacés té y leés tranquilo al calor de lámpara afuera el invierno golpea, no sé qué puedo decirte desde este puerto: "hizo frío y el día se extinguió lentamente -casi- sin dolor". Ahora se dan vuelta los ojos y sube el vértigo, cubrirse la cara tapá este frío de refugiada que mataría por el calor de una papa. Cuerpo helado al costado del camino -el mío- frente a una linterna encandilada, para gritar: esto han hecho conmigo. Mientras la noche profunda se instala y corren suaves gotas sobre las ventanas. "No, no deberíamos ser apacibles." Ahora: ojos volcados hacia adentro como quien dice -levantando los brazos- "hagan lo que quieran con este cuerpo", en medio del invierno vos leés al calor de la lámpara y esta noche se instaló suave, prácticamente calma.




Andi Nachon,Poema inédito.

5 comentarios:

Tin dijo...

Oye que te saltaste el otoño a la torera!

O ya estamos de frío/carácter invernal?

Da vértigo el invierno

Besos

[..La chica triste que te hacía reír..] dijo...

Más que el vértigo que da el invierno, yo diría que da vértigo un invierno sin calor. De esos que abundan y duelen...

Sphynx Red dijo...

Vengo desde el oeste*, deteniéndome ante cada ventana para echar un vistazo. No hay nada morboso en ello, sólo la curiosidad de un gato.


Tendremos que mirar hacie el cielo, con los pies extendidos sobre una manta, para evitar el vértigo que viene con la primera sensación de frío.


Saludos desde una de las nubes que van tomando forma.





*Western Eyes

MO RANSAR dijo...

yo me prometí hace un tiempo que las mantas que coleccionase por el camino no me las desenroscaría ni con el soplido del mas frío y violento vendaval...

el problema aparece cuando es una suave brisita la que se dedica a tirar del hilo suelto de tu manta mientras tú miras hacia delante sintiendo aún el calor de la misma...

hay inviernos asfixiantes, y en verano también se producen hipotermias.


besos de una que hace acopio de mantas para pasar su nuevo inverno.

te quiero amor,
El Guerrero del Antifaz

Gat cabut dijo...

A veces la felicidad es ese sol de invierno, que dora y arropa tan suave y sublime.
me ha encantado el post.

tengo un fotomontaje nuevo:

avomitaenlaseskinas.blogspot.com