lunes, 6 de julio de 2009

1 comentario:

Eurídice dijo...

Pero ya está aquí...Ya no sólo lo pintarán en los lienzos, ni el recuerdo, ni este dibujo...Ahora está en tu patio, en las cicatrices de tus manos, en tus oídos y en tu ternura, en la que él te alimenta.

Bienvenido Noviembre Rocamadour, dientesito de ajo.